22.12.10

Revista Contralínea | » No maten al mensajero por revelar verdades incómodas*

No hay duda de que tengo una frustración por no haber sido periodista... (hasta ahora, ¿quién sabe si no termine en algo por el estilo?). El tema es que cuando tengo un poco de tiempo termino por leer noticias, encontrar videos y sentir ese ánimo de compartirlos. Supongo que mucho de lo que comparto ya lo habrán leído en sus sitios originales, pero aún así intento... posiblemente de vez en cuando logre pasar alguna novedad.

En fin, las vacaciones arrecian, el infernal calor porteño hace de las suyas (y yo sin una piscina, daiquiris, bikinis a la vista o coco con ginebra), y uno sigue en la gran ciudad. Lo único que me salva es la cerveza fría y una enorme sandía. Pero pasemos a las cosas serias.

Revista Contralínea | » No maten al mensajero por revelar verdades incómodas* 
Esta nota fue escrita por Assange, en los primeros días de diciembre y en ella cuenta sobre la persecución de la que era objeto, así como porqué considera que debe publicarse la información "En 1958, el joven Rupert Murdoch, para entonces propietario y editor del australiano The News de Adelaide, escribió: “En la carrera entre el secreto y la verdad, parece inevitable que la verdad siempre triunfará”." El link a la nota completa está en el título.

Me llamó la atención también que Apple (oh, no! mi mac y tu Iphone!) hubiera decidido apoyar el cerco mediático contra Wikileaks (lo puedes leer acá), al tiempo que me pareció una buena acción de Reporteros Sin Fronteras (RSF), crear un servidor "espejo" para wikileaks. La libertad informativa sobre internet está jugándose en este episodio, y estamos mucho más controlados de lo que pensábamos (nota acá)... de hecho, parecería que ese tema recurrente en las películas de ficción sobre el control y la seguridad es más real que nunca.

El show del jefe Diego. 
No es una serie, no es una telenovela, no es una caricatura. Es el Show de Diego, único ser tan ruin e inhumano como para ser capaz de convertir su secuestro (¿fue realmente un secuestro o se inventó él mismo este inicio de novela? ¿Lo hubieran soportado sus secuestradores durante siete meses? ¿No era más productivo secuestrar a un empresario, de tantos millonarios que hay? ¿Cómo es que la procuradoría detuvo la investigación cuando la desaparición es un delito que se persigue de oficio?) en un espacio para la actuación y las declaraciones de un tipo como él, que había perdido el reconocimiento de un amplio sector de la población.

En el Universal, Tanto "Bajo Reserva" (link en el título de este párrafo), como Jorge Lofredo (otro columnista) dudan sobre la veracidad del hecho: "También está la posibiliad de que haya sido un grupo político de poder, no revolucionario, con intenciones de someter al Ejecutivo federal y generar caos, responsabilizando a las guerrillas con comunicados falsos."(ver acá).

Que lo crea quien no lo conoce... tal vez en unas semanas comenzaremos a descubrir las mentiras y las verdades inventadas.

Doce cadenas perpetuas y cuatro represores recibieron 25 años.
Al menos en la Argentina se juzga y se castiga a los represores de los años ochenta (link a la nota en el título). Veinte años tuvieron que pasar, pero tienen ahora sentencias. Hoy termina el juicio y se espera que también Videla (quien ayer  se justificó de la manera más absurda) reciba una condena más.

¿En México seremos capaces de juzgar a todos los policías, militares, judiciales y civiles que han cometido asesinatos políticos?

Si algo reconozco y me impresiona de Argentina, es su reconocimiento a la importancia de la memoria. Un pueblo que camina sin ponerse a reflexionar sobre lo que ha pasado es un pueblo condenado a repetirse y a cometer los mismos errores. Triste camino el que lleva México con su corta memoria.