5.1.12

[Reflexiones] Al maestro con cariño! Pequeño tributo a Umberto Eco

El maestro de maestros, Umberto el grande, Umberto el semiólogo, Umberto el transportador cumple 80 años...

...y hace uno escribió un libro que se llama "Confesiones de un joven novelista". Qué Humilde!

Eco es tal vez el primer escritor que leí por mi propio pie y bajo mi propio riesgo. Fue El Péndulo de Foucault el que me hizo conocer a los templarios, al Casaubon, a Abulafia, a Diotallevi, a Aglié, A Amparo, al Brasil, el tío Carlo, la Caballería Espiritual, Cecilia... qué recuerdos.



Debo haber leído el Péndulo unas 8 veces: al derecho, al revés, desde la mitad, un capítulo final y uno del inicio, por pedazos... y de nuevo en el orden correcto. Y sigo pensando que es uno de los mejores libros que he leído.

Baudolino, El nombre de la Rosa, La Isla del día de antes, La misteriosa llama de la reina Loana.

Sólo 5 novelas. ¿Te das cuenta? No es un Saramago, no es un García Márquez. Es alguien que borgesianamente elige cada palabra, evalúa cada frase, estudia cada coma. No se trata de la cantidad, sino de la calidad. Y así es la vida. Felicidades Umberto... y gracias. Gracias por tantas horas de lectura, por tantos aprendizajes, gracias por empujarme a aprender y a leer entre líneas.

Una frase del último libro. Inspirador por cierto para mi tesis:

La narrativa está gobernada por la norma latina "rem tene, verba sequentur" ("si dominas el tema, las palabras vendrán solas"). Por eso sólo logró hacer 5 libros. ¿Sabes cuántos le tomó el Péndulo? Ocho, solamente ocho.