29.7.12

[Elecciones 2012] Jornada informativa vs la imposición / Buenos Aires / 29 julio

Segunda jornada informativa. Hoy estuvimos de nuevo en Plaza de Mayo.

Mientras el frío del invierno te recuerda que hasta decir Julio es distinto en cada parte del mundo, te acercas con cartel en mano a los turistas. Comienzas por hablarles en español, luego si es necesario en algún otro idioma que conoces. El asunto es preguntarles si saben qué pasó el 1 de julio en México.

Algunos saben que hubo elecciones, otros ni siquiera están enterados de quién es Televisa, o Peña Nieto. Los más informados abren grandes los ojos y comienzan a preguntarte y dar su opinión. ¿Cómo es posible que eso pase en México? ¿Cómo es eso de "comprar un voto"? se preguntan los holandeses. "Ahhh... en Brasil así también pasó con Collor de Melo, pero después lo sacamos".

Es una sensación extraña. A veces te parece que estás a años luz de la democracia, mientras en otros momentos es reconfortante saber que la gente valora tu esfuerzo por contar lo que haces: pedir que se enteren, que lean algo más sobre México, que "googleen" "Fraud in Mexico" para que puedan conocer un poco más por las que pasamos... y si están de acuerdo, que "suban" la foto a internet.

Lo mejor es cuando llegan los mexicanos. Hasta ahora, todos nos habían dicho algo así como "Qué bueno que lo estén haciendo, los felicitamos"; hubo quien sacó su bandera de la bolsa interior de la chamarra y nos dijo que reconocía el esfuerzo y pidió hacerse foto con todos nosotros. Hoy una chica de Baja California nos dijo que en su tierra se estaba organizando la gente y que no estaba contenta con las elecciones: "regresando, voy a participar" lo que muestra que se está motivando a la gente a una mayor conciencia cívica. También tuvimos a dos señores que nos miraron y evidenciaron su claro desacuerdo con nosotros: "No van a anular las elecciones" dijo uno. Y se fue muy molesto sin que le pudiéramos contar algo más. Bueno, hay mentes que no aceptan la reflexión. Aún.

Después de la charla, les pedimos que hagan una foto con su cámara y otra con la nuestra. Les pedimos si podemos subir su foto a nuestra web y luego les pedimos que suban la suya a sus propias redes, pidiendo a sus contactos que sigan de cerca a México, que lean noticias, que se enteren y que conozcan sobre nuestro esfuerzo.

¿Policías? Sí, se acercan a decirnos que no podemos poner mesas, pero que sí podemos usar una reja para poner las bandera, los carteles; pero que somos libres de estar ahí el tiempo que queramos.

Fuera de eso, llegan del Estado de México, del DF, de Sinaloa, de Jalisco, de Monterrey, de Puebla... y todos con la misma preocupación: ¿Permitirá México que le vuelvan a pisar el honor?