25.8.14

[Reseñas] Pasado Perfecto de Leonardo Padura, La edad de hierro y Foe (de JM Coetze)

Nota vieja: hace 6 semanas me volví a caer de la moto y me volví a fracturar; nota actual: la semana entrante podré volver a caminar, según mi doc, que al verme sonríe como detective que ve al mismo ladrón entrar una semana después de haberlo liberado. Nota vieja: me gusta mucho leer; nota nueva: en los últimos tiempos leí dos novelas policiacas de Leonardo Padura (pronúnciese Padúra porque las reglas ortográficas dicen que si no lleva acento, suena en medio, aunque a mí me guste más esdrujular: siento que da más peso, que le pone emoción y hace que el autor suba como tres puntos... pero no, no es Pádura). Entretenidas como para quien se ha roto un pie y quiere leer sin pensar mucho. A las dos de Padura se suman dos de Coetzee, un sudafricano que jamás había leído y gusta de escribir en femenino y además meterse tan al interior de los sentimientos de las damas que decidió contar una ficción de una Robinsona Crusoe que le vende su libro a un pobre Daniel Defoe y otro de una mujer blanca que tiene cáncer y decide dejar morir su soledad junto a un vagabundo de apellido francés (Vercueil) mientras lo cuenta todo por escrito a su hija que se fue (Where else?) a América. 



Coetzee resultó duro, nada fácil, pero con un algo de muy interesante. Es decir que aporta. No sé si es la larga prosa, las profundas reflexiones o el carácter de unas mujeres que sufren en vida y por algo buscan la muerte complicándose la existencia. Me gustan las descripciones de los perros, de los ghettos, de la Inglaterra decimonónica y de los cristales del parabrisas estallando...  Me los imaginé y hasta pensé en un buen cuento de Bradbury en sus años mozos. La contraportada habla de intertextualidad; yo pienso en un hombre que vio a su madre sufrir o que tuvo una abuela a la que abandonó antes de emigrar a Australia. 


Notas viejas; notas nuevas. Los exatecs haciendo exabruptos y haciendo que tengan que llegar eminencias desde la casa matriz para reproducir los discursos de los encargados de la sucursal; Oaxaca plagada de maestros disidentes que le cobran al gobernador los acuerdos que les prometió para llegar, mientras los de la oposición estatal -pero partido gobernante nacional- le montan plantones con taxistas y camioneros... y acá en casa seguimos esperando que el editor pueda poner los pies en la tierra, pues con uno, se siente el desequilibrio. 


En el plano académico, buenas noticias: circulan rumores de que existen grandes posibilidades de que el área de edición viaje a Argentina a comer empanadas, tomar vino, pasear por el país, tomar Fernet, brindar con los amigos y, por si fuera poco, defender una tesis que parece no ser tan mala. Los editores escriben lento porque tienen los dedos -pies incluidos- cruzados, en espera de que la fecha de defensa se de justo cuando la primavera porteña hace que los parques su sobresaturen de horribles sirenas tomadoras de mate (por supuesto, el adjetivo es parte del sarcasmo y envidia de no estar cerca del Centenario para vivirlo cada fin de semana).

Más notas para el calendario: todo parece indicar que estaremos en la Perla tapatía a finales de septiembre. Primero para el congreso de investigación en turismo de la Red de investigadores de SECTUR y luego para la primera reunión cumbre del equipo Mi2U. ¿Todavía no sabes lo que es Mi2U? Imposible! Acude pronto a www.Mi2U.mx y entérate de las últimas novedades. 

Por hoy (o por lo que resta del mes), el editor se despide, pero espera tener tiempo para recuperar algunos lectores.