23.11.09

Antiworkaholism: Sesión 1


¡Eureka!

En griego, la palabra significa "¡Lo encontré!" Y bueno, ese es el estado de ánimo que estaba buscando: el de aquel que comienza a cuestionarse y descubre que se puede, que hay formas (y rápidas) de salir del agujero negro y maldito. Si quieres salir, lo vas a lograr y pronto.

La sesión 1 para ir contra la adicción al trabajo consistió en... dejar la tarde libre y hablar con mis entrevistadores de la candidatura al doctorado, luego conectarme al chat (hacía tanto que no me conectaba, que tuve que descargar la nueva versión del MSN -sólo me tomó cosa de 40 minutos) y finalmente hablar un rato por teléfono con la familia (además de chatear con el pixelink y el smoga, viejos conocidos de la vida y con quienes he reíd, cantado, llorado y disfrutado esas cosas sencillas y simples de la vida)...

Todo eso sin olvidar cerrar el Outlook a las 6PM. No más trabajo por el día. (clic a seguir leyendo)

Después tuve opotunidad de pensar lo que sería de mi vida si me aceptan (a saber: me voy a estudiar a otro lado) y si no (respuesta: a vagar por el mundo y llegar a Shanghai, aunque sea a pie), pero sobre todo a asegurarme de que lo que quiero no es más lo que tengo.

Y bueno, ahora es más claro todo. Necesito volver un poco a buscar el andaryego, a recordar que tengo amigos y una vida por vivir, mil sitios por conocer y un par de historias que contar.

Acá algunas fotos para el recuerdo, que por ahora hay un poco de memoria del pasado, pero... nada de estancarse ahí: ya vienen nuevas aventuras.

Vero, que se me quedó en la piel, y el Sam... un tocayo bien tocayo

De motos y motos

Mas motos y sueños cumplidos

De unas lindas vacaciones decembrinas por Argentina

Un vuelo turbulento, ¿no Vero?

El Ñañel, un maestro de la enseñanza zen