5.1.15

[Reflexiones] 6 ideas para navegar en un año tormentoso (sirven para cualquier año)

Buena parte de los mensajes, caricaturas y editoriales advierten que el 2015 podría ser aún más complicado que el 2014. ¿Y cómo no va a serlo si tenemos una definitiva crisis instalada en México, con asuntos de dólares altos, petróleos bajos, homicidios y desapariciones por las nubes y sobre todo ética y honor por los suelos? Difícil de mantener el optimismo, a menos que... aquí algunas ideas para ir en busca de un buen 2015... desde el corazón.

1. Concéntrate en generar relaciones positivas, fructíferas y respetuosas: independientemente de lo que sucede a tu alrededor, tienes la responsabilidad y derecho de modificar el medio que te rodea. Tal vez no sea mucho, pero si en el trabajo o con la gente que te rodea buscas una buena comunicación, piensas en resolver los entuertos y en encontrar los puntos positivos en un ambiente de respeto, podrás estar arrancando el 2015 con el pie derecho.


2. Planea un poco: no se trata de que hagas una lista de incumplibles, ni un taller de planeación estratégica personal. El asunto es que veas lo que tienes a tu alrededor y focalices en aquellas cosas que más te interesan. ¿Quieres hacer una maestría? Comienza por averiguar, pregúntate cómo la quieres hacer, métele al cochinito y avanza algunos pasos. No te olvides que todo toma tiempo y que es muy fácil perder el eje de tu búsqueda. Hay mil caminos para llegar a Roma y mil Romas a los que uno podría llegar, pero eventualmente hay que elegir una y comenzar a caminar.

3. Limpia tu bandeja de mails (o de pendientes de la vida): Frecuentemente me encuentro con personas que tienen más de 500 mails en la bandeja de entrada. ¿Los podrán leer? Mi respuesta es no y les vaticino que la lista no hará otra cosa sino crecer. En una analogía de los tiempos antiguos: si tu escritorio está saturado se debe a dos cosas: eres improductivo o quieres hacer más de lo que puedes. Como sólo hay 24 horas en un día, te sugiero comenzar por eliminar todas las cadenas, fotos, mensajes de quien no conoces y propuestas "novedosas", "únicas" e "imperdibles": si no puedes leerlas, tampoco podrás atenderlas: chau. Lo mismo si tienes un negocio, trabajo o relación. Usa las etiquetas y el basurero, comienza por las más fáciles, archívalas y las más complejas respóndelas de a poco. No tengas miedo de decir "lo siento, no me interesa o no puedo hacerlo en este momento". El tiempo es un recurso no renovable!

4. Comunica efectivamente: los humanos somos excelentes para guardarnos la información, vociferar, o pensar que todo lo que decimos está perfectamente claro para los demás... sólo porque nosotros sí lo entendemos. Nada más cercano al error: lo que para ti es lógico puede no serlo para los demás y si ellos lo consideran ilógico, imposible que los convenzas de hacerlo. Así que este año, hazte el propósito de generar comunicación efectiva. El primer secreto para lograrlo es escuchar (mucho) y ponerte en los zapatos de los demás. Seguro lograrás mucho. Aquí un excelente ejemplo de comunicación complicada:




5. Decide y actúa: el peor enemigo de la productividad es la indecisión, o lo que algunos llamamos "parálisis por análisis". Basta que postergues una decisión para que frenes la cadena de los que dependen de ella. Parece un consejo arriesgado, pero muchas veces es mejor actuar sin todas las certezas que esperar a escribir un tratado sobre lo que se tiene que hacer sin fallar. El error es parte de nuestro aprendizaje y si no lo usamos, corremos el riesgo de quedarnos todo el 2015 en el punto de partida. 

6. Aprende y reflexiona: Y cuando te equivoques, por favor no te des de topes. Pregúntate qué falló, chárlalo con alguien de tu confianza, enderézalo y haz todo lo posible porque no te vuelva a pasar. Lo peor que podría pasar es que cometas el mismo error (te lo dice alguien que se fracturó el mismo pie dos veces en 2014), en las mismas circunstancias y peor aún, que cerraras los ojos ante lo sucedido (como muchas de las "autoridades" que llevan este país).

__________________________

Noticias del corazón... Que tal vez no te interesen si no tenemos una relación personal, pero en 2014 perdí a gente muy querida. Ya a punto de entrar 2015  (a las 21:30 del 31 de diciembre) se fue el abuelo, un gran escucha que extrañaré mucho. Me quedo con su tranquilidad y esos últimos minutos de charla de esa mañana. Ahora pienso que los abuelos deberían tener derecho a ganar muchos amigos para compensar la pérdida de otros. Tal vez por eso he decidido apoyar el proyecto de la Universidad del Adulto Mayor de Oaxaca, que este año consolidará su diplomado AMA (Adultos Mayores Anfitriones de Oaxaca). 

De otro lado, el año pinta lindo para las consultorías: actualmente estamos apoyando al Impact HUB y junto con Tecuani (una empresa consultora hermana), trabajamos con los Pueblos Mancomunados en un proyecto de turismo. Parece que vienen otras cosas interesantes en el norte y estamos cazando otras con Lieve en el Sur; esto, además de la seria intención de consolidar el doctorado (¿Una estancia de unos 3-4 meses en el sur?), de potenciar a Mi2U y de avanzar en la escritura de un libro a 6 manos con mi viejo y hermana. Por supuesto, todo en el ánimo sincero de que el PRInosaurio se vaya en estas elecciones o que al menos deje de ser tapadera de todas las conductas roedoras y depredadoras que están teniendo los hijos de Hank y de la... mala vida.

Los dejo con un cortometraje que me gustó mucho acerca de las complejas relaciones del mundo contemporáneo.