28.10.14

Welcome back, Oaxaca!

Back in Oaxaca after a fulfilling trip: national congress in tourism research (Guadalajara), PhD dissertation with recommendation for publishing (Argentina), Tourism class (Uruguay), meetings with possible clients (DF and Toluca), and family hugs and visits (Toluca).

Now, back home full of energy and looking forward for new and passionating projects... just in "Día de muertos" (day of the dead) celebration.

25.10.14

Sinopsis de una vuelta a Argentina

Sinopsis de una vuelta a Argentina (intermitir entre burbujas).

Argentina hoy como ayer. Hace unas semanas estuve por el Río de la Plata y pude reencontrarme con un pasado cercano que había dejado meses atrás. Sentir extraño, el de volver a un espacio que fue un poco tuyo, pero jamás dominaste. Percepciones encontradas, las de ver un país en el que la economía sufre, pero la civilidad y la calidad de vida siguen siendo un exponente; donde los servicios de transporte funcionan 24 horas del día, la gente cena a media noche y camina por la madrugada de la mano de sus hijos. Pocos son los lugares de América Latina en los que se encuentra a Europa en cada vuelta de esquina y a toda Latinoamérica en los tonos de voz de los paseantes. 

Un día por ejemplo tomé el subte B y me fui al cementerio de La Chacarita. Llovía. Era una jornada ideal para ir a visitar a Gustavo. Antes paré en la estación Lacroze y me detuve en la pizzería que está frente al terminal. Negocio viejo, mozos viejos, vasos astillados y transeúntes que deambulan por el establecimiento en busca del baño. Dos rebanadas: una de anchoas, otra de tomate fresco. Grasas, olorosas, llenas de ese queso casi plástico y con el ingrediente central apenas pintado. La copa de vino casi al tope, como toda la que se sirve de la garrafa. Líquido barato y cristalino, con ese gusto acidón y de plástico que no puedes eliminar ni al pasar bocado. Un sitio común y barato de mi Argentina. 

La lluvia, intermitente, era como un fluir continuo de tristeza, como de restos de lágrima en la mejilla: lloró-llovió y se quedó. Horas antes me habían dicho que la prima estaba grave, con muerte cerebral. Y yo dirigiéndme al cementerio a ver a otro que pasó cuatro años en una cama, con aparatos que lo hacían respirar para mantener la esperanza de una ánimica y económicamente desgastada familia. ¿Qué putas es la muerte? Me gustan los cementerios. Antes había estado en Chacarita para visitar a Alfonsina Storni, Osvaldo Pugliese y el pintor Quinquela; para ver cómo era un cementerio de nichos interminables, reflejo de esa porteña búsqueda de ciudad cuadriculada, contenida, bajo terapia. 

Pero Gustavo no es Storni ni Gardel. No tiene un mausoleo, nadie le hizo una estatua con los pelos hirsutos y rebeldes o guitarra en mano. Ni siquiera le pusieron una foto con la Ciudad de la Furia o las gracias totales. Está en un nicho, en el primer piso, en un interminable pasillo, junto a cientos de otros muertos. Los recién llegados no tienen placa metálica, apenas un papel con el nombre y la fecha de muerte. “Gustavo Cerati 4-09-2014. Nicho 2912”. Chau, Cerati. ¿Arrogancia argentina? ¿Dónde? 

Estos peregrinajes posmodernos se asemejan tanto a los antiguos: cubrir lugares comunes, descubrir lo que ya estaba descubierto, saludar a los que jamás podrán devolver la cortesía. El proceso de sacralización y marcado, dice Mac Cannell. Sí, dejé claveles para sacralizar su partida. Creo que fui por Bocanada más que por Persiana Americana; más por Casa que por el temblor. También un poco por la prima, porque al decirle adiós a alguien, también lo hacemos figurativamente para los que se fueron antes. Un muerto, todos mis muertos. Salí también con la lluvia de lágrimas en las mejillas, las lágrimas de lluvia en la cara. Todo se diluye, se tributa a los que se quiere, se hinchan las velas de nostalgia.

Y ahí, mientras salía del cementerio pensé que el cariño es para los vivos y el buen recuerdo para los muertos. Ir a un cementerio es también como mirarse desde fuera de sí mismo. Esos nichos me hicieron pensar en la biblioteca del Trinity College, sólo que en lugar de libros perfectamente alineados, los nichos se acomodan simétricamente, como mostrando esa necesidad de clasificar, hasta en la muerte. ¿Nos recordarán cuando muramos? Fue entonces cuando decidí quitarme los lentes húmedos para ver borroso, para pensar sin mirar, para estar ahí sin estar. 

Contar cada peregrinaje a mis sitios del pasado como cuento la vuelta a la Chacarita podría hacer una serie de microhistorias. Pequeños cortos de lugares comunes; mini relatos de vida. Reminiscencias: buenos y malos momentos. Sitios que si se recorren acompañado, se presumen; si se transitan solo, sirven para refrendar el lazo y alimentar el ego de haberlo sobrevivido.

Para mí Argentina significa el Cantor del Sur: me siento Luis Acosta García, aquel payador que al viejo tiempo le pidió que le llenara la guitarra de cantos en mi menor y que tras un largo trajinar y llenar su historia de enormes riquezas: amigos, canciones, un día se le cansó el corazón y el tiempo lo pialó. Así como a Acosta, el viento de los Andes me dio amigos y me dio canciones (no en notas ni en cantos, pero sí en libros, textos, discusiones y aprendizajes) y me llenó el corazón de otras formas de hacer, de otras maneras de decir y de sentir. Un día en moto y en solitario, otro día en avión y acompañado, y así muchas y repetidas ocasiones. 

Fue la casa de Mariana y Leandro, la de Blake y la de Caro; fue Camacua, San Telmo, Villa Crespo, Palermo, Congreso, Almagro o el Parque Centenario. Fue bife, chori, chinchulín, rúcula, helado de kinoto, vino tinto y birra, pero también fue cine y Paso de los Toros… Argentina también es un doctorado. Cosa fácil: cuatro años que podrían contabilizarse en horas letra: ¿Cuántas palabras desfilaron bajo sus ojos esta semana, doctorante? ¿Cuántas páginas logró su pobre mente escribir? ¿200 apenas? Vaya que requiere usted ponerse a pensar seriamente en su investigación, porque a este paso... Doctorado en Argentina, doctorado en argentino, o “cuando las mayúsculas, las comas, el género y los sentidos cobran valor”. No más palabras sueltas, bromas inocentes y significados vacíos. Tus palabras como aguijones, tus frases como bálsamo, tus párrafos como construcciones. Todo está conectado. 

Estado no es estado ni gobierno. Perón no es una fruta dulce. Resistencia, hegemonía, Gramsci, Comaroff (y Comaroff), prácticas, discursos, interpretaciones. Las letras como números: de cada posición, una ubicación. Y sin embargo otros lo ignoran. Tanto como ignoramos las escalas, los márgenes de error y las varianza o las curvas de error. Lucha de cárteles académicos: naturales y sociales; sociólogos y antropólogos; geógrafos y biólogos. Elige tu tribu o salta entre burbujas. 

Argentina idealizada, defenestada, en crisis perenne, politizada, peronista, kichnerista. Cada presidente un verbo nuevo. Argentina crítica, abierta, espacio migrante, amplia. 

Pero no todo fue tan argentino: hubo mexicano. Saludo y visita a quienes gritamos codo a codo en 2012 y abrazados puteamos a Peña Nieto; solidaridad con quienes piensan en los 43 desaparecidos, reconocimiento a los que miran a México con ojos críticos y sin Televisa. Hay vida y sobrevivientes al 2012. Carne asada, pintada de manta, chela en la Plaza Dorrego, fernés, discusión y política con parrillero argentino. ¿Podíamos pedir más? Y sí, salidas con Campari al Guebara (no Guevara), choripán afuera del mercado, bondi a las 6 AM… como en los viejos tiempos.  Y no sólo eso: viaje al Uruguay con cruce por Colonia; Tres Cruces, curso en Punta del Este, caminata por la península, Tannat, Syrah, Chardonnay, Medio y medio, chivito, brótola, panqueque flameado… sonrisas, política y amigos en la tierra donde el mate es la prótesis del uruguayo. 

Y al volver, brevísima escala en el Lima, como para recordarle a uno que hay mundos que nunca deben olvidarse, pero también que la tierra es grande. Blanco espumoso con decoración mundial en una de las casas más acogedoras que conozco. Charla y actualización con Etienne... Cierto, cierto. Lima no cambia y sus políticos menos: Perú reincide y reelige a los que antes acusó de robo, a ver si esta vez sí hacen algo mejor. Curiosa mentalidad, esa que pondrá en algunos meses de nuevo a Keiko, Alan y otros viejos conocidos en la lucha por la presidencia de un país tan rico (y tan pobre) como el mío: Mi Perú, mi Argentina y mi América Latina repitiéndose. ¿Resultado de la ciega confianza o de la enorme ignorancia por control mediático? Caudillos, caudillos y pasión sin institución (¿o instrucción?).
Una Argentina, muchas Argentinas. Un Uruguay y muchos Uruguayes. Cientos de Perús y un viaje corto, gratificante y reflexivo en una realidad física complicada, con un pie que no se recupera por completo. Fue como quitar la pausa para dejar que corra la cinta (¿el disco, la memoria?) de mi historia con el Sur. Una vez pausada allá, a poner “play” a la burbuja de regreso. Es, al final, nuestra triste y humana historia: vivir en intermitencias entre mundos; intermitir entre burbujas. ¿A dónde saltaremos ahora? 

16.10.14

Breves de Punta del Este

Durante esta semana tuve la suerte de dictar un curso sobre turismo en Punta del Este,  en la sede académica del CERp (centro educativo regional de profesores) de este lugar, a invitación del coordinador del área de geografía.

Cuatro días bastante movidos e interesantes en los que pude compartir con estudiantes y profesores, pero también recorrer un poco la península tanto a invitación de la escuela, como en caminatas vespertinas al finalizar el curso.

Mil gracias a quienes me soportaron durante estos días y además compartieron su visión del turismo conmigo. En unos días un par de reflexiones sobre la visita. 



11.10.14

Introducción a tesis doctoral / Lectura

En la web "oficial" de Andar&Ego he compartido la introducción de mi tesis doctoral, recientemente defendida en FLACSO, sede académica Argentina. Si deseas darle una mirada, dale un clic aquí.  


¿El nombre? Totalmente tesístico: "La institucionalización del turismo sustentable en el espacio rural: discursos, redes, actores y prácticas. Los casos de Tafí del Valle y el Valle del Colca." (uffff...). 

2.10.14

La defensa de tesis doctoral. ¡Aprobado!

 Clichés y frase célebres: todo lo que comienza, termina; las cosas caen por su propio peso; no por tanto estudiar te doctoras más temprano... 

La lista podría seguir, pero es irrelevante: lo que quiero contar es otra cosa. Ayer fue un día muy afortunado, no sólo porque cerró un ciclo que inició más de cuatro años y medio antes, sino porque abrió nuevas oportunidades y reunió -virtual y físicamente - a muchas personas en torno a un evento.

La defensa de tesis comenzó en punto de las 10 AM, incluso un par de minutos antes. La sala, con sus sillones terriblemente vacíos, a no ser por el jurado y dos invitados más, se sentía sola. ¡Un momento tan importante y yo, con el auditorio más vacío de mi historia! Poco a poco, mientras contaba mis aprendizajes como doctorante y describía la tesis, llegaron otros amigos y al final tuvimos el quórum de una excelente media docena de participantes. Qué fortuna que esto de las defensas esté subsidiado por el gobierno, porque si no, habría aún más doctorantes en la quiebra. Tal vez si hiciéramos un poco de mercadotecnia y... No. Olvídalo.

En fin,  el tiempo avanzó y durante 30 minutos expuse lo mío, dando luego paso a una sesión de preguntas y réplicas que pidieron complementar alguna data, explicar más la metodología  e incluso felicitaron los resultados. Entre las cosas que se me criticaron -con justa razón, creo yo- fue la falta de una descripción más detallada de la sistematización de las 80 entrevistas, así como el poco aprovechamiento de la técnica comparativa. Incluso hubo quien me comentó que habría sido mejor que profundizara en la explicación de mi decisión para usar la Teoría del Actor-Red. 


Pero soy un poco duro conmigo mismo (¿un poco? -dijo el alter ego que puebla mi conciencia-), lo cierto es que me hicieron también muchos elogios: la buena redacción, la toma de decisión para hacer un documento claro y recortado al fenómeno, el manejo de autores de turismo e incluso la visión que permitía pensar que la tesis no era de turismo, sino del estudio de un fenómeno social (ahí fue cuando respiré y me dije que al fin alguien notaba mi lucha por no encasillarme en la materia).... 

Terminada la sesión el jurado deliberó y luego se fue a escribir el dictamen final. Una hora y media después se nos hizo pasar de nuevo a la sala y el presidente de la mesa leyó un texto que estuvo a punto de sacarme lágrimas de alegría. Al fin, el capítulo de redacción de la tesis se cerraba y se inauguraba uno nuevo: el del Samuel doctor en Ciencias Sociales, que cuatro años y medio después de haber comenzado un camino que nunca adivinó tan trascendente y retador, sonreía ante las nuevas posibilidades que brinda un título otorgado por decisión unánime y con recomendación de publicación. ¡Qué honor!

Gracias a los amigos y familiares que estuvieron presentes (virtual y físicamente); mi reconocimiento a Patricia Ercolani y Gustavo Capece, directora y co-director; al jurado: Dres. Mariano Palamidessi, Christophe Albadalejo y Roberto Bustos, así como al equipo de FLACSO Argentina. 



1.10.14

Gracias!

Un agradecimiento a todos los que creyeron en este loco. Vamos a lo que sigue!

Pronto un relato de defensa de tesis... Glup!

29.9.14

Buenos AIres... once again!

De nuevo en Buenos Aires por unas semanas. Llegué hace unos minutos perfectamente bien y en menos de 48 horas defenderé la tesis que trabajo hace más de 4 años. Hasta el momento todo perfectamente bien, recibido en casa de Leandro y Mariana, aunque tristemente ellos están de viaje. Apenas tomando aire después de un largo viaje de más de 12 horas y a punto de comenzar el reencuentro con viejos amigos. Hoy por la noche Blake, mañana reunión de trabajo con la directora, el miércoles defensa y luego a seguir trabajando y viendo amigos.... qué gusto!! 

A todos los que están en el norte del continente, un gran abrazo y gracias por su apoyo; a quienes están de este lado, pronto nos vemos!!

22.9.14

Fwd: Sec. doctorado: Defensa de Tesis - Samuel Morales Gaitán

Me permito hacer de su conocimiento!

PROGRAMA DE DOCTORADO
EN CIENCIAS SOCIALES
- FLACSO ARGENTINA -

DEFENSA DE TESIS

"La institucionalización del turismo sustentable en el espacio rural. Discursos, redes, actores y prácticas. Los casos de Tafí del Valle y el Valle del Colca."

DOCTORANDO: Samuel Bedrich Morales Gaitán
DIRECTORA: Dra. Patricia Ercolani
CO-DIRECTOR: Mag. Gustavo E. Capece

Jurados:
Dr. Christophe Albaladejo
Dr. Roberto Bustos Cara
Dr. Mariano Palamidessi

Miércoles 1 de octubre – 10 Hs.

AYACUCHO 555
CIUDAD DE BUENOS AIRES

8.9.14

Mensaje de Doc-Red para ti.


Un mensaje de los documentalistas mexicanos preocupados por conseguir que este género reciba apoyos oficiales. Puedes apoyarlos con un video de 20 seg. expresando porqué consideras el documentalismo importante para el país. Yo no tengo forma de hacer ese video técnico, pero acá mi pequeño comentario: 

Desde Werner Herzog, pasando por Michael Moore y haciendo escala en muy distintos países, el documental nos muestra historias de allá que no conoceríamos sin estos valientes. Sea el largo camino para cruzar las fronteras de México o España; se refiera al maltrato a las mujeres en Medio oriente o trátese del mantenimiento de las bicicletas en Cuba e incluso a la lucha humana frente a los grandes consorcios mineros, el documental es así: corto, conciso, racional y al mismo tiempo apasionado. Si más mexicanos pudieran usar una cámara para contar nuestras desgracias, tristezas y desazones, el país cambiaría más rápido. 

Adelante con su búsqueda, documentalistas! Lee aquí su newsletetr e infórmate


Más peligroso que un workaholic: un cell dependent. 5 Tips para escapar.

La alteración que causan en nuestra vida los teléfonos portátiles es un asunto muy actual. Más allá de su enorme utilidad, el hecho de que sean una especie de Aleph borgesiano muestra las enormes contradicciones a las que nos someten. Acá algunos tips importantes para una vida sin (tanta) dependencia del smartphone.

Werner Herzog, excelente documentalista, hizo hace algunos años un trabajo en el que muestra algunos casos tristes de accidentes causados por "textear" (hacer mensajes de texto) mientras se conduce. De hecho, además de estar penalizado, en los países industrializados, existen campañas para dejar de escribir, pero también para reducir el uso del teléfono. Y es que si ponemos un poco de reflexión en el asunto, pronto nos daremos cuenta de la exageración en la que hemos caído: tomamos la foto del desayuno y la subimos a las redes, buscamos la dirección en el mapa de google en lugar de preguntarle al residente, miramos el clima sin siquiera voltear al cielo, revisamos los correos mientras estamos sentados en el baño e incluso nos enamorarnos del sistema operativo, como en la reciente película "She". 

Parece que sólo Dany Trejo se escapa: Machete don't text, como dice su memorable frase en la película de Robert Rodriguez, ¿pero qué podemos hacer los demás humanos, que terminamos conviviendo casi 24 horas con nuestro teléfono celular? Acá unos tips recogidos en el camino:

1. Ponle una hora máxima: se sugiere que una hora antes de ir a dormir dejes el teléfono en paz. Ponlo a cargar, búscate un libro o incluso charla con tus hijos o esposa (charla, no chatea!). Te aseguro que te ahorrarás malos despertarse y pesadillas cibernéticas.

2. Redirecciona la mirada: Bien decía un amigo que el teléfono se ha vuelto nuestro mejor pretexto para paliar la soledad. ¿Te llega a pasar que subes al transporte público, estás en una sala de espera o que tu acompañante va al baño y lo primero que haces es dirigir tus manos y mirada al teléfono? Te sugiero mirar a tu alrededor. A veces hay humanos deseosos de darte una sonrisa, o simplemente de cruzarse con tu mirada... e incluso hay cosas que ver en el paisaje: ¿sabías que la gente gasta mucho dinero en decoración?

3. Atiende a tus acompañantes: ¿Cuántas veces te has sorprendido mirando tu teléfono en una reunión de amigos? Basta que el tema no sea de tu interés o que se establezca un diálogo demasiado personal para que inmediatamente busques el teléfono. Lo peor es que de inmediato se genera una cadena porque una segunda persona saca el teléfono y luego una tercera: hasta que todos hacen una pausa en la convivencia para mirar mensajes. No olvides que quienes están ahí merecen tu atención y no dudes en recordarles que tú también mereces la de ellos.

4. Búscate otro amigo mudo: El libro ha pasado para muchos al olvido. Hay quienes dicen que leen en su teléfono, pero no sólo es complicado (y afecta la vista leer en letras tan pequeñas), sino que nunca tienes toda la concentración, pues el WhatsApp, Facebook, Twitter y el mail sólo dejan que leas con "una neurona al gato y la otra al garabato". Hay tantas cosas buenas que leer, que no debería ser un problema encontrar una lectura apasionante.

5. Saluda a tu amigo interno: De vez en cuando no está mal hablar con tu alter ego (el otro yo). Ése que está en tu mente y que a veces se pone disfraz de diablo y otras de ángel. ¿Hace cuánto que no te das el tiempo de hablar contigo mismo y preguntarte qué quieres, qué te gusta, dónde quieres comer o a quién quieres saludar? Hoy en día es tan frecuente que nos dejemos guiar por la última recomendación posteada o el like del amigo, que ya no sabemos ni qué queremos. 

¿Sabes por qué la regadera suele ser un excelente momento para los Eurekas? ¡Adivinaste! Porque no hay teléfono y es un momento en que puedes hacer un poco de introspección y pensar, no ser dominado por tu teléfono. 

con estas ideas en mente, esta semana que comienza haz como yo: ponte uno de los cinco tips anteriores como propósito y cúmplelo. Yo, por lo pronto, arranco dejando el teléfono en mi oficina (trabajo en casa) y no lo veré sino hasta la mañana siguiente. 

Ah! Tal vez sirva de algo que anotes esto en un papelito, para que no uses el pretexto de haberlo olvidado para ir a buscarlo al teléfono. Buena semana!







7.9.14

La dura realidad... Quien viaja en el Mundo?

La realidad es que a pesar de lo que nos digan,  la ley de Pareto subsiste: los alemanes, ingleses holandeses, franceses y norteamericanos son los que viajan. Los demàs, sentados miramos.

6.9.14

Sobre el adiós a Cerati

Desde Pagina12, una nota sobre la despedida a Cerati, uno de esos cuantos que pasan al muro de nuestros recuerdos. Gracias al maestro

Es amor lo que sangra, se llama la nota... sobre el techo en la cúpula.